Search

DONACIÓN DE ÓRGANOS, TRASPLANTE DE CÓRNEA

Cada 30 de mayo, desde 1997, se conmemora en Argentina el Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos. La fecha fue establecida por el INCUCAI con el fin de invitar a reflexionar sobre la importancia de donar para salvar vidas.


Trasplante de córnea


Un trasplante de córnea es la sustitución de la parte central de la córnea enferma, por tejido de donante sano. La córnea es la parte transparente del ojo, fundamental para el enfoque de la imagen debido a su alto poder óptico. Consta de 6 capas, la más externa es el Epitelio, que actúa de barrera protectora para evitar la entrada de gérmenes. La capa más interna es el Endotelio, se comporta como una membrana semipermeable que permite la nutrición de la córnea y transporta activamente el agua en sentido inverso, para mantener su transparencia.


Cualquier problema de córnea, ya sea en su curvatura o su transparencia, genera una disminución visual muy grande, aunque no se llegue a la ceguera.


El trasplante está indicado en pacientes con problemas de córnea en los que se ven afectados los hábitos normales de vida del paciente, los casos más frecuentes son Queratocono, Distrofia Endotelial de Fuchs. También existen casos en que sin enfermedad previa se requiera un trasplante de córneas de urgencia por haber sufrido lesiones traumáticas o infecciones agudas de la córnea.

A diferencia de lo que ocurre con la donación de otros órganos, la muerte no debe producirse necesariamente en una terapia intensiva ni tampoco en una institución hospitalaria. Esto quiere decir que el proceso de donación se puede realizar desde el lugar dónde se produzca el fallecimiento, inclusive desde el domicilio.

Es muy importante concientizar a la población para que sean donantes, porque por cada donante hasta cuatro personas tienen la posibilidad de recuperar la visión. Esto es debido a que con las modernas técnicas de injertos de córnea lamelares con una córnea donante podemos hacer que dos personas vuelvan a ver luego de la cirugía.

No es lo mismo TRASPLANTE que INJERTO

Cuándo se habla de Trasplante, se refiere a un órgano sólido como por ejemplo un riñón, corazón, hígado entre otros. Estos son órganos vascularizados y generalmente se necesita de cierto grado de histocompatibilidad entre donante y receptor.

Cuando se habla de Injerto, generalmente se habla de tejidos, cómo es el caso de la córnea, el cual es un tejido avascular que NO requiere de histocompatibilidad entre donante y receptor; por lo tanto, cualquier córnea donante sirve para cualquier ser humano

En la actualidad está aceptado hablar tanto de Injerto como de Trasplante de Córnea.

Una diferencia fundamental entre el injerto de córnea y los trasplantes de otros órganos sólidos, es, que como la parte central de la córnea no tiene vasos sanguíneos, la posibilidad de rechazo es mínima y no es necesario el uso de medicamentos inmunosupresores vía sistémica como sí lo son en los trasplantes de órganos.

En los trasplantes de córnea toda la medicación que se utiliza en el postoperatorio son sólo gotas oftálmicas.



Tipos de injertos o trasplantes de córnea

Puede ser injerto total o penetrante, en el cual se sustituyen todas las capas de la córnea, o microinjertos (lamelares o parciales), que nos permiten cambiar sólo la capa de la córnea que está enferma, así el paciente mantiene todas las capas de su propia córnea que no han sido afectadas.

Realizar un microinjerto tiene sus ventajas, ya que son técnicas menos invasivas, por lo tanto, no existen las complicaciones de un injerto total.

Se realizan con anestesia local, la recuperación visual es más rápida, la reinserción laboral y la vuelta a las actividades diarias de la vida es mucho más precoz.

Por otro lado, se utilizan menos cantidad de corticoides en gotas, ya que las posibilidades de rechazo disminuyen considerablemente.

La técnica a elegir dependerá siempre del problema que presente la córnea del paciente.


12 views0 comments